03 octubre 2018

Otro amanecer...

Después del verano, afortunadamente no he cambiado, y aunque vuelvo renovada, soy yo misma, la de ayer, la de siempre.










Iba a guardar la energía y los recuerdos de mis pasos por los caminos nuevos que he pasado, y por los bosques que me han enriquecido y, resulta que tengo llenos los cajones, con tareas incompletas o atrasadas y la memoria de wasaps y mails de amigos, que  impulsaron mis pies, con su amor y cercanía.

















Con unas cosas y otras, antiguas unas, nuevas otras, soy como soy y estoy aquí y ahora, para vivir y emprender cada mañana la aventura apasionante de ser y de crecer.







He descubierto a cielo abierto, que la Naturaleza ayuda, que el sol aparece después de cada noche, y que la brisa o la lluvia, -a veces tormentosa- son compañeras de camino. Nada nos puede herir, ni el viento huracanado, ni siquiera las lenguas aceradas, ni las opiniones o gestos que cortan o distraen de lo que somos o pensamos. Solo pueden herir o entorpecer, si les abrimos la puerta de la casa.





Al amanecer de esta nueva etapa, con esa transparencia que el cielo nos regala, quiero ver, sentir, gozar de toda la belleza que está ahí y me rodea. Es tanta...que no quiero perder, ni un segundo de la vida que me queda.











Desconozco muchas cosas, pero lo poco que conozco, en la montaña o en la ciudad, en el campo o en los amigos, ha tardado siglos para estar ahí, para ofrecerse en todo su esplendor a la vista de todos y que yo, al descubrirlo, pudiera saciar mi sed...






Una muestra del gozo de viajar, estaba cerca o tal vez lejos, porque todo es relativo, me refiero a la Selva de Irati, en la alta Navarra y sur de Francia. He sentido vibrar el alma, sin palabras, contemplando absorta la honda paz verde que entra por los ojos, y la luz que juega entre las hojas de las ramas inmensas en las hayas centenarias.

Nunca una alfombra me produjo al pisarla tal contraste de suavidad, aromas y sonidos. 








Quiero seguir con mis puntadas, en el patchwork, uniendo telas, recuerdos y cantando, por si logro acercar con mis ideas, algo de lo que siento y vivo.


Pd. Os muestro dos bolsos iguales y distintos...policromía del otoño.








                                                               

                                                                   

                                               Hasta la próxima.
                                               Un abrazo.

20 comentarios:

  1. La labor artesanal es preciosa!!
    Y creo que no has podido elegir mejor paraje para tu paseo, es fabuloso, lo conozco!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Debe ser precioso ese lugar por las imágenes que nos muestras. Y los bolsos se ven muy prácticos y llenos de color. Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Hola Ángela! Qué bien transmites los sentimientos y sensaciones, y qué positivas son siempre tus reflexiones, es un placer pasar a verte y poder disfrutar tanto del texto como de las imágenes! Un bolso encantador, lleno de vida con ese colorido, me gusta mucho amiga!
    Me alegro que disfrutaras de tus días rodeada de naturaleza, no conozco la Selva de Irati, parece un lugar precioso!
    Un beso muy fuerte!

    ResponderEliminar
  4. Me enseñaste a escribir - a redactar- siendo niña y sigues haciéndolo.
    Ahora también me enseñas a coser viendo lo bien que tú lo haces.
    ¡Tengo un bolso de origami también!
    https://retalesymas.com/2016/07/18/monografico-de-origami-segunda-parte/

    ResponderEliminar
  5. Hola Ángela!! Tus bolsos son una preciosidad, me encantan!! Y las fotos con esas maravillosas palabras, espectaculares.
    Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  6. Unos bolsos preciosos, pero desde luego la selva del irati es espectacular, y un buen lugar para perderse... da igual la estación!!! Una pena haberte tenido tan cerquita y no haber podido saludarte Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  7. Bonitas palabras y sentimientos y preciosas fotos. Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Me alegro por este viaje de reencuentro contigo misma y de conexión con la naturaleza, la que sin duda alguna es sanadora totalmente; una gran maestra, guía y ayuda.

    En un punto que concuerdo de sobremanera contigo es en el no darle el poder a otros para herirnos, ensuciar nuestra autopercepción con críticas hirientes u opiniones desafortunadas. Al final, somos dueños de nuestras decisiones, le moleste al que le moleste.

    ResponderEliminar
  9. ¡Esos paisajes son impresionantes! Si te has traído un poco de su belleza en el recuerdo , no me extraña que luego resulten trabajos tan bonitos.

    ResponderEliminar
  10. El bolso es precioso y el paisaje de esas fotos para pasear y relajación toral

    ResponderEliminar
  11. Precioso y las fotos de la naturaleza también.besos

    ResponderEliminar
  12. Precioso el bolso,y las fotos,y no digamos de ese piquito de oro que tienes!.
    Bstos.

    ResponderEliminar
  13. Precioso bolso, preciosas fotos y tus palabras siempre tan bonitas.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola, Ángela!

    Fantástico el bolso y lo que cuentas. Soy nueva en tu blog, me gusta lo que he visto y me quedo como seguidora.

    ¡Besotes y feliz día!

    ResponderEliminar
  15. Hola Angela , acabo de entrar en mi blog y he visto tu comentario, ¡gracias por tu saludo e interés!, lo tengo ahora mismo abandonado, estoy en una época dispersa en el tema creativo, no hago nada , espero que cambie esta tónica....
    Los bolsos son preciosos, muy bien hechos y con unos colores bien alegres. La Selva de Irati es un lugar que a mi me produce calma, me gusta mucho ¡ que bien que lo disfrutasteis!
    Besos , que disfrutes de felices y creativos días.

    ResponderEliminar
  16. me encanta ede bolso
    y las fotos maravillosas

    ResponderEliminar
  17. Que bonitas palabras acompañan las imágenes que nos regalas, el bolso es divino.
    Besos guapa.
    Chary :)

    ResponderEliminar
  18. Encantada de conocer tu blog. Me gusta lo que dices y como te expresas, ahhh y me encanta tu bolso ¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  19. Hola Ángela!!!

    Divino el bolso, es una maravilla, y tus
    palabras son tan bonitas.

    Muchos besos!!!

    ResponderEliminar
  20. Muy natural, y simpática, la ninfa del bosque... La verdad es que das la imagen perfecta de pertenecer a ese mundo que describes.

    ¡Que ya sé que perteneces por derecho propio!

    Abrazos Ángela.

    ResponderEliminar