05 marzo 2015

Ahora y aquí, algo de mi.


No me agrada la monotonía, busco la variedad. No comienzo algo y trabajo en ello hasta que lo termino. Suelo comenzar algo nuevo y sigo pensando, imaginando...y también lo dejo.
Al final resulta que tengo varias cosas empezadas.






Pero hoy para contactar con vuestra amistad subo estos tres pequeños trabajos.
Una bolsa de aseo. Las telas de lino las traje el verano pasado de la Alsacia. Lleva por dentro un soporte de cartonaje forrado.




















Otra bolsa, cuya  finalidad parece ser para lanas y agujas de tejer. Con bolsillos laterales y útil, para mí será multiusos, porque aunque algo he tejido, no es ahora para mí ese momento.
Y un monedero.










Os ofrezco algo de mí, feliz de ir resolviendo los retos que me encuentro.
Parte básica de esa felicidad se la debo a mi familia. Otra pequeña parte son las charlas con mis compañeras de clase, con Julia que sugiere, ayuda, pone al día, orienta y lo da todo. También Pilar y amigas y esas interminables tertulias de trabajo de los martes, y el yoga, y la música y el Coro Ciudad de Guadalajara, del que formo parte...






Y con todo, el tiempo pasa, el alma se perfecciona, y la amistad crece. El tiempo, es un cachorrillo que se acurruca a nuestro lado, y es dócil. Pero en un momento, sin darnos cuenta, escapa, vuela, huye, y "mis momentos se pierden en el tiempo".
Por eso me gusta el ahora. Estoy feliz haciendo lo que hago. La nube que pasa no deja huella, ni la nave que busca un puerto o la luz de un faro.



Cada amanecer es el punto de partida de latidos conscientes, de proyectos en curso, de puntadas que enredan los hilos del corazón en lo que las manos quieren y la mente imagina.
Y al final, ahora es el momento. Yo soy eso, sin tiempo para nada, y eternidad en todo.
Gracias a todos.
Un beso.