01 diciembre 2009

Cesta vencida hacia la luz







Mucho más resistente esta cesta. Era para otros menesteres, pero alguien, por el camino encontró flores y no dudó un instante de ponerlas allí, para llevarlas a casa. Posadas, sin otra pretensión, tenían su encanto... pero había que moldear el pincel para tejer la espuerta.