09 abril 2010

Primavera


La naturaleza une. Es una fiesta. Todos vivimos de ella. Es importante apreciarla, valorarla, respetarla, salir a verla y gozar de la energía a pleno sol. Cada uno decubre cosas nuevas y distintas. La naturaleza es una madre, la madre tierra. Tal vez por eso las madres son las primeras en llevar a sus hijos a que estén en contacto directo con su hermosura. Y que corran, rian, descubran ese mundo que es su mundo y vengan a casa con él en la retina.
Las madres, y las mujeres en general, ponen en su casa un toque de naturaleza, con sus flores, y sus riegos, sus macetas y su colorido, y su energía natural protegiéndolo todo. Han conectado con la fiesta de color y la energía de la vida.