26 octubre 2013

Colcha de los Doce Meses





Tras las filigranas de cualquier calendario, en cualquier casa se va tejiendo la vida. Hay raudales de alegría y de cariño. También hay momentos de incertidumbre, de agotamiento, incluso de dolor.














Tiene una luz el invierno, otra llena de esperanza la primavera, luego lo dora el sol y por fin con el otoño llega la cosecha.

















Nuestra vida pasa por todas esas estaciones. Y en ellas surgen maravillosos momentos.









Estos meses del año, son doce escenas de colores que fui sacando a la luz, poco a poco.









Son un proceso de transformar 12 ideas en algo bello y cálido como es una colcha.










Llevan  el trabajo de  escoger, combinar,  armar el puzzle de cada mes puntada a puntada, y luego entrelazarlos todos para que aparezca la armonía del conjunto.











En todo ese proceso han sido importantes las telas, claro, pero también  y sobre todo las personas. Ya en otra entrada mencioné a Julia, una encantadora profesora que no se contenta con impartir sus clases, sino que ayuda, da ideas, sugiere y proporciona todo. Yo he sido profesora, y comprendo que cada logro de un alumno es también, de algún modo, un homenaje al docente.
















Y finalmente acolcharlo. Cuando uno pone lo mejor de sí en cada pieza, por fuerza el conjunto lleva algo de nosotros. Pero, en Patchwork, el remate final de una obra tiene que llegar con el acolchado. En este aspecto, estoy encantada a la vez que deudora de Silvia.  ¿Quién es Silvia?. Una mujer tan amable y agradable que ha sido una suerte conocerla, y además acolcha maravillosamente  bien. Me ha hecho dos trabajos de lujo, este que hoy subo y el próximo. Y seguro que seguirán más.
Tiene mi reconocimiento, pero también, públicamente quiero darle las gracias. ¡Es una artista!





















Aunque suelo responder en privado personalmente a vuestros comentarios, por si en alguna ocasión no puedo hacerlo (debido al "noreply" u otras causas) que nadie se ofenda, desde aquí agradezco todos y cada uno.














A vosotras amigas y amigos que dejáis vuestro comentario y a quienes simplemente pasais a visitar mi BLOG os envío un fuerte abrazo.

19 octubre 2013

Patchwork entre culturas

Las costumbres y la cultura de los diferentes países, es la riqueza patrimonial de la Humanidad. Están ahí, nos las acercan los viajes que unos y otros hacemos hasta esas tierras y sus gentes o cuando ellos llegan hasta nosotros.


Los libros, las imágenes de los Corresponsales mediáticos y las Redes Sociales, ponen esa riqueza directamente en casa, o en nuestro propio ordenador. 

La ventana de mi casa da directamente al infinito o el universo llega hasta nuestros ojos por cauces misteriosos, pero eficaces. Todo está al alcance de un clic, una pantalla, un móvil.
Lo que hacemos con esa cultura es cosa nuestra. De cada uno. 



Podemos, como se ha hecho siempre, mezclarla con  la nuestra, vivirla, interpretarla, y sentir el gozo de apreciar su belleza.
Después de responder con un cuadro al deseo de mi hijo, ( aquí ) nunca pensé volver a repetir la experiencia. Y no una sino tres veces para otras personas especiales.
En la vida unos son los pensamientos y deseos y otros los caminos que se entrecruzan y nos llevan a lugares y metas que no habíamos soñado. De esa índole son los compromisos y los regalos.




Si somos capaces de hacer feliz a alguien con algo que les gusta, no podemos cerrar las puertas a esa alegría, porque está  en nuestra mano, en nuestras telas, en nuestros hilos.

Y por si os gusta, lo subo, sin otra pretensión que compartir, en foto, lo que ya está dado como regalo.
Agradezco vuestras muestras de afecto y estoy encantada de comenzar una nueva semana para seguir haciendo cosas bellas.

 


Por último una pequeña labor de tarde, un tapete para la vitro con un ramillete de flores aplicadas a puntada escondida. Un ramillete para vosotros!!

05 octubre 2013

Le Quilt Mystère de Reiko Kato

He visto las imágenes de los héroes de Fukushima, en Japón. Ellos y su pueblo son admirables, por muchas motivos. Siempre encuentran razones, en los retos,  para levantarse y progresar, para esperar y sonreír.
Han vuelto a ganar, en la apuesta mundial por organizar unos Juegos Olímpicos. ¿Qué tendrá este pueblo?

El patchwork me ha permitido conocer a personas maravillosas de los cinco continentes. Gracias a su amabilidad he podido asomarme al mundo maravilloso de sus trabajos, y he quedado admirada, agradecida y llena de alegría ante tanta belleza, tanta perfección  y tantas horas de entrega a lo que les gusta.




Antes de subir otras labores a mi Blog, como hoy ya hablé de Japón, os traigo un nuevo proyecto, el Quilt Mystère de Reiko Kato, son miniaturas que me encantan.
Presento  los 3 bloques que llevo, el 4 está casi acabado, porque es un trabajo muy minucioso al ser las piezas tan pequeñas. Todo va hecho a puntada escondida y luego realzado con distintos bordados.





Estas sunbonnets nos guian a un conjunto de ilusión donde parecen latir mientras hace cada una su cometido.

Gracias, por vuestros comentarios. Estoy en deuda con vosotras y vosotros, por  tantas palabras amables, que además reconozco que son espontáneas y sentidas. 






Os dejo mis ciclámenes de invierno con un ABRAZO enorme y un GRACIAS sincero .