18 abril 2018

Entre puntadas y recuerdos

 Se me pasa "el tiempo entre costuras" volando, sin pensar. Ensimismada, entre proyectos y puntadas, apenas siento el tic tac de los relojes. Llegan estaciones nuevas sin dejar una muestra de lo que tengo entre manos. Tantas cosas!!!

- ¿Qué estás haciendo? me preguntan mis amigos.

No os olvido. El recuerdo, el silencio, y el aprecio velan los rincones de mi estudio, y las personas que quiero estáis en mi mente cada día cuando me dispongo a hacer algo en mi taller.



Sin embargo ha tenido que ser el delicado "sastrerillo hindú", con sus puntadas de pajarillo innovador, quien me ha despertado del letargo del invierno. ¡Qué agilidad, destreza y maestría en las puntadas, un ser que no dispone de más herramienta que su pico!




Mientras le veo hacer su casa, os dejo alguno de los 12 bloques del puzzle que estoy intentando armar.

El árbol de la vida con sus mágicos cubos y el ave que canta sobre ellos.














Las mariposas que liban en las flores el néctar con su mágica trompa, el paso de la luz y la llegada de las sombras.











El baile de los paraguas, de los que hemos estado pendientes, en España, durante casi 4 meses.








No ha cambiado nada, soy la misma. Cambian las luces, las horas, las tareas, las formas de mirar el paisaje. Pero el paisaje no cambia, ni fuera ni dentro, se embellece. 
Ahí está ya la primavera, que se halla en donde nos encontramos y con quien nos encontramos. Importa la belleza y la felicidad.

No os olvido.

Ángela