31 agosto 2010

Pasos y puntadas


No hay puntada sin hilo ni camino sin pasos.
El verano es la estación de los pasos perdidos.
Posiblemente dejamos de percibir las huellas, porque las borra el agua o tal vez el viento.

Perdemos, de vista, el rostro de quienes caminaban a nuestro lado en el trabajo, y parece como si el mundo ya no fuera el que nos cobija siempre.
Damos pasos para salir de la rutina y nuestros pies descubren sensaciones nuevas.
El tiempo sin horarios, es más libre en vacaciones.
Nosotros, sin relojes y sin horarios tenemos todo el tiempo.
A veces encontramos amigos, viejos amigos y lugares que casi se nos habían perdido. En vacaciones, los pasos perdidos, llegan a algún lugar desconocido. Nos descubrimos llamando a la puerta, suavemente… y con una sonrisa sale abrir ese desconocido que tanto se parece a nosotros, que lleva nuestro nombre y apellidos. ¡Cuánto tiempo sin verte! ¡Bienvenido! ¡Vaya encuentro!

29 agosto 2010




Hay tiempo en el verano hasta para pensar.
Creemos que llevamos una cierta calidad de vida.
Pero la calidad de lo que vivimos está en la calidad de nuestro pensamiento.
Parece igual, pero no es lo mismo.
Y voy dando pasos con mis pensamientos.
La prisa no es buena, la velocidad no importa. Importan los pasos y lo que uno lleva.

28 agosto 2010

Son los pasos nuestros versos en la tierra, y la poesía el andar.
Descalzos los pies reciben, al tiempo que dejan huella, el beso que da la tierra, tan diferente en la playa, tan perfumado en la yerba.

Si nadie lee esos versos, ¿se van a perder mañana?
Nada importa, escribe versos,
camina, deja tu huella en el día,
y cuando estés en la meta, habrás impreso tu vida sobre la faz de la tierra.

26 agosto 2010



No importa lo que me ocurra, lo importante es ser capaz de elegir y reaccionar y dejar huella.


Agua, viento, tierra y sol,
pueden abrazar el alma,

dotarla de sensaciones,
pero solo la modela el pensamiento que lleva,
el que domina y preside desde la aurora al ocaso,
de la vigilia al sueño.
Con mis pensamientos voy, de mis pensamientos vengo.

24 agosto 2010

Los trapos y sus puntadas, los vestidos que visten nuestros desnudos, son adornos coloridos, son palabras que van diciendo en el aire nuestros gustos, nuestras formas.
Ni se ha inventado, porque no nos hace falta, tela tan sutil y blanda que pueda cubrir los sentimientos y el alma.

Eso brilla por sí solo, en la pupila y el habla.
Nuestros pasos, nuestros gustos, nuestro aroma, nuestra alma nos anuncian al tiempo que nos ocultan.

21 agosto 2010

El arte del hilo y la tijera



Como en la naturaleza, con un poco de perspectiva, se pueden ir descubriendo en su belleza, las distintas estaciones. Se combinan los colores mas fríos con los cálidos, las flores con las hojas y los frutos.









Todo atrae y seduce y enamora. Lo importante es el trabajo, la siembra, la puntada.




10 agosto 2010



Al hilo de la vida descubrimos que en la naturaleza encontramos también lo que nosotros hemos hecho.
La bendición de la cosecha, cuando llega o cuando llegue, será precisamente haber multiplicado la semilla de belleza que nos dieron.
Y se olvida uno del trabajo, porque la contemplación es puro gozo.El arte de vivir, como unas telas, que junto a otras, con mis manos cobran formas que antes no tenían.

08 agosto 2010

Me lleva y lo llevo


A un bolso así enseguida le salen novias. Reconozco que tiene muchos detalles, y me ha costado lo suyo, porque no tenía ni idea, es decir, que es el primero.

Comprenderá quien esto lea, que un bolso es como es, pero no tiene otro sentido que el ser útil.
Que tenga pequeños detalles es normal. A toda mujer le gustan los detalles.
Las flores, el campo, los adornos, los espejos, las mascotas. Yo tengo una que es igual que la que aquí aparece. Es una monada, y yo creo que me da suerte si la llevo conmigo.
¿Tendré que recordar que son trozos de tela, y que algunos han salido de los pantalones desechados de mi hijo?
¡Tan sólo por todas esas cosas y esas piezas, no lo vendo!

Nunca es uno tan pequeño...





Nunca es uno tan pequeño que no necesite un mimo.
El detalle no es para que lo aprecie o no quien lo recibe, es el gesto y el cariño de quien lo hace o lo regala, o ambas cosas.
Siempre la mirada de un niño y su sonrisa recompensan todos los desvelos.
Si la generosidad por definición es impagable, la risa de un niño, su mirada, su ternura, son la fuente de la dicha y la energía de la vida y de la sociedad.

07 agosto 2010

Alfileres


Una ayuda inmensa, eso son los alfileres.
Yo les he procurado un hogar pequeño para cada uno, como si fueran una flor.
Estos auxiliares de toda buena trabajadora, sea costurera, modista, o estilista de patchword, pueden ser de colores o no. Yo los tengo así, para distinguirlos mejor para que no se me confundan con la tela.

Son mi arco iris en la tormenta de piezas.
Son el ancla que me libera del caos. No sólo por la rapidez, si no porque son como las señales de tráfico en la carretera. ¡Imprescindibles!. Por eso les estoy agradecida.

06 agosto 2010

Mi móvil, mis tijeras


Cortar creando, a veces es también comunicar.
Mi móvil es la joya que me permite estar comunicada en cualquier momento, bien porque alguien me llame, bien porque yo lo haga. Es por eso, que ya lleva mi impronta y mi cariño desde la envoltura. Es una protección ciertamente, pero es también, de alguna manera personalizarlo y hacerlo mío.
Es como el pin, pero de trapos y cariño.


Si hay que cortar, se corta. Cortar sí, en busca siempre de mejora, como hace el médico, con decisión pero con amabilidad.
Coser, arreglar, crear, suponen primero cortar, adecuar, y moldear.
La belleza es acercar cada cosa a su sitio y encontrar el sitio adecuado para cada pieza. Hasta que el total coincida con el patrón o con la idea.

04 agosto 2010

Pequeños detalles







Los pequeños detalles, se pueden ver por separado.
Pero es como quien para mostrar
la belleza de una flor,
va separando pétalos, y pétalos.





 Poner un verso en pie, y unirle otro más y hacer que las palabras suenen a poesía y tengan vida en conjunto, es un talento que sólo tienen los poetas.
Izar una bandera con jirones de tela, y subirla hasta lo más alto del palo de la imaginación,
es un arrebato de locura que únicamente se consigue con trabajo y paciencia,
y un poco de mimo en cada mano. ¿No te parece?

03 agosto 2010

Prendido de un hilo

Hay que tener valor para empezar de nada.


Hay que tener humildad para recoger
un pedazo de tela abandonado.






 Hay que tener imaginación para reunir en un puzzle retazos y colores encontrados al azar.Hay que tener un poco de eso que tienen los artistas, para hacer que pueda ser algo tan bello lo que queda prendido solamente con un hilo.


Yo no sé si lo consigo, pero lo intento y con paciencia, puedo ofrecer a mis amigos, lo que he podido lograr con mis puntadas