21 noviembre 2009

Fantasía de limones






Tiene que ser una fantasía. No puede ser verdad esa gama maravillosa de tonos y volumenes. Las pinceladas eran quedas, silenciosas, pausadas, como quien se acerca a un misterio. Los limones tienen más variedad que el oro, porque tienen los reflejos de la vida. El fondo es oscuro para que nadie rompa la débil línea del hechizo que los separa de la realidad.

Juventud desenfadada







Es la expresión desenfadada de la juventud. Es hermosa y tiene toda la vida por delante. Cualquier banco es regalo suficiente para depositar los sueños. Todo es abandono donde no hay peligro. El mal ni está ni se le espera. Aún no ha consumido su cupo de dolor y de tristeza. El mundo no es de quien lo conquista, es de quien lo disfruta. Yo la encontré en la calle, desnudita y le puse esa piel.