27 mayo 2013

Fin de Curso

 
  Estoy de nuevo aquí para contaros otra escapada, otra aventura  maravillosa, que ha durado todo el fin de semana…









Éramos las 14 alumnas del curso de Profesoras, y las 2 Profesoras, que con la casa a cuestas, nos encerramos con el patchwork, degustación de productos de las tierras de España, con sus exquisiteces,  volcando lo mejor de nosotras, en una casa rural.











Todo fue creciendo con el paso de las horas.
Es verdad que nos conocíamos de compartir todo el curso desde Noviembre mes a mes.
Pero estos días fueron muy especiales, vividos entre personas tan encantadoras.





Hemos aprendido muchísimo. 
Os dejo aquí unas mínimas muestras de tantas y tantas técnicas que hemos practicado.









El blog se queda pequeño, o tendría que hacer muchos post para tanto saber como nos han transmitido Soraya y Yolanda, auténticas profesionales, con una enorme simpatía y cercanía humana.







Como una obra desconocida y maravillosa, cuyo desenlace llegó con  las palabras entrañables de todas y de cada una, pero sobre todo de las Profesoras y la entrega de Diplomas acreditativos de la capacitación como profesoras.









Trabajamos duro, pero también tuvimos  momentos inolvidables de risas y convivencia.

























Y al final había que pasar “el camino del ángel”. El camino estaba flanqueado a cada lado por la mitad de las compañeras.
Al final las profesoras con el Diploma.  La persona nombrada debía situarse al inicio de las dos filas y cerrar los ojos. 
Caminar despacio. Alguien te besaba y te decía al oído en voz baja, lo que brotaba de su corazón espontáneo y  agradecido, por el conocimiento del curso y de estos días.













La experiencia es indescriptible, tan viva y tan emocionante que antes de llegar a recibir el Diploma ya no sabías dónde estabas, si en una casa de la montaña o entre ángeles encantadores. Después con los ojos abiertos, las Profesoras te entregaban el Diploma acompañado de unos pequeños detalles de recuerdo.




Intercambiamos además  direcciones, teléfonos, besos y lágrimas, las ATCs,(Artist Trading Cards es decir Tarjetas Artísticas de Intercambio). Precioso recuerdo que guardaremos como un tesoro.















¡Días entrañables en un lugar maravilloso de la Sierra de Madrid! Una experiencia humana y de arte en la costura, de creación y de compartir, tal vez irrepetible.
Lo pasamos fantásticamente bien.
Vengo de una nube.Es difícil expresar tanto sentir en pocas palabras. Ha sido muy bonito.






Un beso grandote para quienes compartimos el fin de semana, y a mis seguidores os deseo podaís tener algún día una experiencia parecida.
Gracias a todos por estar ahí.

19 mayo 2013

Cuando escampa… una escapada


Se ha prolongado el invierno. Todos lo sabéis. 
La lluvia no quiere dejarnos. 
Todos los días hay danza de paraguas en un momento u otro.













Mi paragüero necesitaba renovarse y he pintado ese de madera con un motivo floral, un castillo y sueños en la lejanía. Y la J  de los amores de mi casa.











Para estrenarlo salí a  enseñárselo a la diosa de la fuente en el jardín. También lo puse junto a la pareja de los niños que sostienen  mis macetas florecidas. 


























Nos vamos, estamos llegando al fin de curso,  mi amiga Pilar y yo,  las dos locas por el patchwork, hemos pillado la moto y vía….








Aún no he terminado lo que voy a hacer, pero no importa -ya lo vereis- Julia nos lo ha traido y yo no me pude resistir. Todo llegará, pero un rayo de sol ha corrido una nube y… nos hemos puesto a 100…








Si es que llevamos 5 meses largos  encerradas, perdiendo los ojos entre telas y pinchazos en los dedos, y  sin salir  porque no llega de una vez la primavera… con la cantidad de proyectos que tenemos,  y con las cosas que tenemos que comprar… hay que volver a cargar las maletas, pero lejos y  brindar por nuestros sueños, que gracias a Dios no se han mojado….


Bueno y… no nos esperéis tan pronto, que os estamos acostumbrando mal, y el tiempo pasa rápido…



Si encontráis una moto cerca de vuestra casa… dejadnos pasar o arreglaros de prisa, que hay sitio, pero no podemos detenernos mucho que nos andan buscando… por no llevar los cascos. ¡Si supieran que tampoco tenemos carnet!
Un besazo y disfrutar la semana.

08 mayo 2013

Sonrisas


En su idea original y según nos lo propuso Ana -desde aquí le doy las gracias porque ha sido un placer hacerla- es una  bolsa de pinzas. 
 Es una suerte que dos muñecas te sostengan la cuerda y te vayan dando las pinzas para ir colgando la colada. Pero tal vez yo necesitaba algo distinto.


Cada una adapta las ideas a sus necesidades. 
La libertad no está reñida con la originalidad.
Adorné  la idea a mi manera, con las cosas que hago. 

Encontré un lugar adecuado.  
El agua nos despierta cada día. 
Y antes de salir nos arreglamos. 
Pues ahí, en el baño, vi yo la necesidad, para tener alguna de las cosas que necesito. 
Y quedan de bonitas!!! Con sus mandiles de vainicas y sus detalles...


Ahí colgué yo las sonrisas, para no olvidarme nunca, y preguntarle al espejo si yo la llevo puesta. Cuando me reconozco, con la expresión alegre, salgo a tomar café y a contagiar sonrisas.



¿A que es una buena forma de comenzar el día?

04 mayo 2013

Coincidencia


Seguro que es un buen día. 
Hay muchas coincidencias, tantas como madres que celebran su día, el día de la madre.

            
Yo tengo una más,¡qué alegría!, porque hoy también es el cumple de mi hijo. En realidad el día del hijo es también el día de la madre, porque nada serían si no fueran juntos. Es la belleza  del amor que crea y engrandece, por el que traspasan las fronteras de los días, los años, y les permitirá traspasar las de la vida.
            







Pero no todos los niños cumplen años el día de la madre. Tampoco  todos los años coincidimos mi hijo y yo. Seguro que ni a ellos, ni a nosotras nos importa. Una cosa es darles vida, y otra aceptar que tienen que vivir su vida.

            








Con ellos vivimos cada día y, cada instante sin ellos es un sin vivir, que va matando 24 horas, con momentos de luz y con sus noches lentas y heladoramente frías.

            





Los hijos y la juventud, no dependen de la edad, son don, enigma, capacidad, amigos, inconsciencia, desorden, locura y sueños y esperanzas, todo junto y más, y unas madres, al quite con un capote invisible, para que no les haga daño el bravo toro de la vida.
           




Hoy nos llenan de besos y detalles, y salimos a compartir la dicha de tenerlos, de saber que nos tienen, brindar por lo vivido, y también por el futuro que, es más suyo que nuestro. Porque esa es ley de vida.
             
Hoy, coincidimos, bendita coincidencia. Toca disfrutarla y dejar que orgulloso, su padre nos invite. 


Mi felicitación para todas vosotras "madres" con todo mi cariño.