15 diciembre 2013

Feliz Navidad

Por una sonrisa, un mundo.
Por un niño, una ilusión.
Por una espera, un cielo.
Por una estrella, un camino.
Por una Navidad, una Vida…

Todo eso, con un deseo, en una mirada, una canción y un beso especial… para recordar al niño que fuimos, que aún somos, que cada año nos recuerdan los villancicos, la tradición y el Niño de Belén.

Este mundo redondo que gira y gira sin detenerse, descubre lo mejor que llevamos y nos permite acercarnos a todos, para ofrecer lo que somos y lo que sabemos hacer, lo que hacemos cada día, el regalo de nuestras puntadas y nuestro corazón sobre unas telas, y unas líneas para desear paz, luz y calor, a cada una y cada uno, y a todas sus familias.

Ocultas tras su frágil sombrero, van los rostros de todas y cada una de las razas, de todas y cada una de las latitudes, con la pretensión de que nadie se sienta solo, ni triste.
Jugad el juego de la vida que consiste en ser felices y procurar que todos lo sean y a nadie le falte lo esencial.

He querido felicitaros la Navidad amigas y amigos con este cuarto bloque del Quilt que estoy haciendo.Gracias por el camino que este año hemos recorrido juntos.

Desde este rincón del mundo que es mi casa y mi corazón FELIZ NAVIDAD Y TODO LO MEJOR PARA 2014.

01 diciembre 2013

Funda nórdica


Los caminos se cruzan y las vidas…



Los cuadrados se cruzan y las telas…

Los colores no se cruzan se combinan…


Las ideas cuando surgen nos cambian los caminos, los sueños,y hasta la vida,porque no se detienen en la teoría y pasan su colorido cualquier día a la suave y cálida textura de una colcha capaz de cubrir lazos de ternura y donde, en la noche, se reparan en la intimidad y el silencio, las energías perdidas, mientras reposa sobre la almohada el subconsciente,que guarda, sin saberlo,  lo mejor, lo más sagrado que tenemos.

Las telas y costuras, puntadas y formas, son solo caminos hacía la luz y la armonía.


Os mostré en este post Entrelazados sin saber bien que hacer con ellos. Y se me ocurrió esta funda para el nórdico en este invierno frío, porque la otra no me gustaba nada. Le hice ese motivo aplicado para la almohada y queda de lo mas chula.






Y estos pajaritos de invierno, otra de las cosas lindas que nos trae Julia nuestra profe,ahí en lo más alto de mi taller, en su tronquito, porque por donde ellos tienen que estar es por el cielo.






Gracias por venir a visitarme y por vuestras amables palabras. Sois muy importantes para mí y disculpad que no os visito lo que desearía.
Un beso.

27 noviembre 2013

Después del premio




Una mujer realista, como yo, disfruta de un regalo que nunca soñó, pero  rápidamente baja de la nube.

Al día siguiente estaba otra vez “entre costuras”, y nunca mejor dicho, ya que en España están emitiendo la estupenda serie basada en el  libro de  María Dueñas, “el tiempo entre costuras”. 







Traigo hoy el premio que me dieron, que además del honor, también es práctico…
Muchas telas, mucho material de patchwork, muchas cosas que nos gustan a todas, tantas, que la caja pesaba tanto, que enseguida mi perrita salió a ayudarme. Me parece un sueño.
Aquí comparto algo de ese premio


Sigo trabajando y os mostraré algunas cosas, en su momento, porque el trabajo se acumula… 





Estas miniaturas en tarjetas para dos de esas personas especiales que gusta tener en la vida. 
Hechas con apliquick y a puntada escondida.












Os agradezco infinito vuestros comentarios y vuestro apoyo.










Nada sería igual sin vosotras y vosotros.


Perdonad pero no se que pasa que blogger no me publica las entradas. Lo siento.

15 noviembre 2013

Premio a mi Baltimore.


Tercer premio en la Exposición Nacional de Patchwork a mi Baltimore


Estoy en una nube.



03 noviembre 2013

Mi Baltimore en poesía


El poeta, hombre o mujer,  no siempre escribe. 























El poeta, a veces no tiene tiempo de escribir.

















El poeta, que de verdad sueña, es capaz de mezclar los colores, de esculpir la alegría, de cantar mientras trabaja, y gritar en la montaña. 















El poeta sabe tejer historias para niños, coger al vuelo las hojas con mil fuegos del otoño, y levantar el mar para hilvanar su azul lleno de vida. 













El poeta enamorado, puede tener el arrebato de locura y va esparciendo un punto especial en los manjares, espoleando las rutinas,  arroja otra luz en los atardeceres, preguntas como versos, alegría con latidos de humanidad para los ojos y  encanto cada día.




















El poeta con su corazón en bandolera marcha al universo cuando se le antoja beber en las estrellas, y escapa del agobio del trabajo, descansa mientras piensa y su imaginación dialoga con el ave, con la mascota y la luna, con la piedra  y el árbol, con la sombra y alba.














El poeta no tiene siempre que hacer versos, sino lo que le gusta. Y si le gusta emborronar un lienzo, sale arte, y si toma la aguja y hace patchtwok le salen de las telas cuadros o colchas de Baltimore para cubrir la luz del amor con pura fantasía.











Y el poeta, si lo es, contagia y multiplica. Quien se acerca, acolcha, mira y lee entre líneas las puntadas, no sabe si es real lo que contempla, o puro borbotón salido de las manos mágicas, tal vez virtuales, de un poeta, hombre o mujer.









En este caso, las manos que dan forma a las letras y a las telas han sido las mías. Y soy una mujer que ama lo que hace, y hago lo que quiero, en toda la extensión de la palabra.















Este Baltimore como los Doce Meses de la anterior entrada me lo ha acolchado Silvia de quién os hablé en la entrada anterior.














Estoy segura que algún día la pondré por el revés, 
está tan bonita!



Os la dejo en fotos, tal vez demasiadas, pero... me gusta tanto! Si podéis y queréis verlas en directo, esta  Baltimore y  la de los Doce Meses del post anterior,  gracias a la Asociación Española de Patchwork estarán expuestas para su contemplación al público en la XV Exposición Nacional de patchwork que este año se celebra en Móstoles los días 15, 16 y 17 de Noviembre.



Agradezco vuestras visitas y generosos comentarios, pero siempre he creído que la belleza existe en los ojos del que mira.
Para las que me habéis preguntado por la  dirección de Móstoles es:
"Centro Cultural Villa de Móstoles"
 Pl. de la Cultura,1

26 octubre 2013

Colcha de los Doce Meses





Tras las filigranas de cualquier calendario, en cualquier casa se va tejiendo la vida. Hay raudales de alegría y de cariño. También hay momentos de incertidumbre, de agotamiento, incluso de dolor.














Tiene una luz el invierno, otra llena de esperanza la primavera, luego lo dora el sol y por fin con el otoño llega la cosecha.

















Nuestra vida pasa por todas esas estaciones. Y en ellas surgen maravillosos momentos.









Estos meses del año, son doce escenas de colores que fui sacando a la luz, poco a poco.









Son un proceso de transformar 12 ideas en algo bello y cálido como es una colcha.










Llevan  el trabajo de  escoger, combinar,  armar el puzzle de cada mes puntada a puntada, y luego entrelazarlos todos para que aparezca la armonía del conjunto.











En todo ese proceso han sido importantes las telas, claro, pero también  y sobre todo las personas. Ya en otra entrada mencioné a Julia, una encantadora profesora que no se contenta con impartir sus clases, sino que ayuda, da ideas, sugiere y proporciona todo. Yo he sido profesora, y comprendo que cada logro de un alumno es también, de algún modo, un homenaje al docente.
















Y finalmente acolcharlo. Cuando uno pone lo mejor de sí en cada pieza, por fuerza el conjunto lleva algo de nosotros. Pero, en Patchwork, el remate final de una obra tiene que llegar con el acolchado. En este aspecto, estoy encantada a la vez que deudora de Silvia.  ¿Quién es Silvia?. Una mujer tan amable y agradable que ha sido una suerte conocerla, y además acolcha maravillosamente  bien. Me ha hecho dos trabajos de lujo, este que hoy subo y el próximo. Y seguro que seguirán más.
Tiene mi reconocimiento, pero también, públicamente quiero darle las gracias. ¡Es una artista!





















Aunque suelo responder en privado personalmente a vuestros comentarios, por si en alguna ocasión no puedo hacerlo (debido al "noreply" u otras causas) que nadie se ofenda, desde aquí agradezco todos y cada uno.














A vosotras amigas y amigos que dejáis vuestro comentario y a quienes simplemente pasais a visitar mi BLOG os envío un fuerte abrazo.

19 octubre 2013

Patchwork entre culturas

Las costumbres y la cultura de los diferentes países, es la riqueza patrimonial de la Humanidad. Están ahí, nos las acercan los viajes que unos y otros hacemos hasta esas tierras y sus gentes o cuando ellos llegan hasta nosotros.


Los libros, las imágenes de los Corresponsales mediáticos y las Redes Sociales, ponen esa riqueza directamente en casa, o en nuestro propio ordenador. 

La ventana de mi casa da directamente al infinito o el universo llega hasta nuestros ojos por cauces misteriosos, pero eficaces. Todo está al alcance de un clic, una pantalla, un móvil.
Lo que hacemos con esa cultura es cosa nuestra. De cada uno. 



Podemos, como se ha hecho siempre, mezclarla con  la nuestra, vivirla, interpretarla, y sentir el gozo de apreciar su belleza.
Después de responder con un cuadro al deseo de mi hijo, ( aquí ) nunca pensé volver a repetir la experiencia. Y no una sino tres veces para otras personas especiales.
En la vida unos son los pensamientos y deseos y otros los caminos que se entrecruzan y nos llevan a lugares y metas que no habíamos soñado. De esa índole son los compromisos y los regalos.




Si somos capaces de hacer feliz a alguien con algo que les gusta, no podemos cerrar las puertas a esa alegría, porque está  en nuestra mano, en nuestras telas, en nuestros hilos.

Y por si os gusta, lo subo, sin otra pretensión que compartir, en foto, lo que ya está dado como regalo.
Agradezco vuestras muestras de afecto y estoy encantada de comenzar una nueva semana para seguir haciendo cosas bellas.

 


Por último una pequeña labor de tarde, un tapete para la vitro con un ramillete de flores aplicadas a puntada escondida. Un ramillete para vosotros!!

05 octubre 2013

Le Quilt Mystère de Reiko Kato

He visto las imágenes de los héroes de Fukushima, en Japón. Ellos y su pueblo son admirables, por muchas motivos. Siempre encuentran razones, en los retos,  para levantarse y progresar, para esperar y sonreír.
Han vuelto a ganar, en la apuesta mundial por organizar unos Juegos Olímpicos. ¿Qué tendrá este pueblo?

El patchwork me ha permitido conocer a personas maravillosas de los cinco continentes. Gracias a su amabilidad he podido asomarme al mundo maravilloso de sus trabajos, y he quedado admirada, agradecida y llena de alegría ante tanta belleza, tanta perfección  y tantas horas de entrega a lo que les gusta.




Antes de subir otras labores a mi Blog, como hoy ya hablé de Japón, os traigo un nuevo proyecto, el Quilt Mystère de Reiko Kato, son miniaturas que me encantan.
Presento  los 3 bloques que llevo, el 4 está casi acabado, porque es un trabajo muy minucioso al ser las piezas tan pequeñas. Todo va hecho a puntada escondida y luego realzado con distintos bordados.





Estas sunbonnets nos guian a un conjunto de ilusión donde parecen latir mientras hace cada una su cometido.

Gracias, por vuestros comentarios. Estoy en deuda con vosotras y vosotros, por  tantas palabras amables, que además reconozco que son espontáneas y sentidas. 






Os dejo mis ciclámenes de invierno con un ABRAZO enorme y un GRACIAS sincero .