22 abril 2013

Funda máquina de coser.

 



Vivimos en la era de la técnica. La magia y el arte son artesanos, pero no están reñidos con los inventos.













En casa, los electrodomésticos nos hacen la vida menos pesada y más placentera. 

Los grandes creadores son aquellos que mejor han puesto  la maquinaria al servicio del hombre y de la mujer.







Soñar en términos de progreso es tener a disposición instrumentos que minoren el trabajo y el tiempo.














La máquina de coser supuso una ayuda para la mujer. Lo sigue siendo. Aún no le hemos sacado todo el rendimiento a sus aplicaciones.









Por eso hay que mimarla y cuidarla. Muchas veces incluso viaja con nosotros. 
Mejor cubrirla cuando no se utiliza. Y cuando vi la funda que nos trajo Julia me enamoré de ella.
Es como la casa encantada y mágica de donde nuestras manos sacan pequeñas maravillas. 
Mi funda es eso.














Como agradecimiento a vuestros comentarios y visitas os regalo una florecillas de mi jardín.