22 noviembre 2016

Perspectiva.


Entrar en el silencio para valorar el "ser" que somos, disfrutar del "vivir", encontrar formas, palabras y gestos, descubrir todo con un poco más de luz, puede ser una experiencia interesante. Echarse un poco atrás para ver un cuadro con más perspectiva, la utilizan los mejores artistas.



Subir algo al Blog es algo así. Poner en pantalla algo que salió de nuestras manos y vestirlo con unas palabras comprensibles y retirarse un poco, ver el conjunto y... dejar que otros lo vean. Es entregar lo que hacemos a otros ojos y otros criterios. Y es quedar al desnudo tal cual somos, tal como hemos alumbrado nuestra pequeña obra.






Hay un riesgo, pretende a veces ser espontáneo, y dejar la obra expuesta, sin calibrar los tiempos ni el lugar. Dejar públicamente lo que hemos ido construyendo poco a poco y con tanto amor en el silencio, es un reto. Pero así es la vida. Nos pasa a todos.



Hay ojos que alcanzan a ver más allá del color y la engañosa apariencia de realidad. La imaginación descubre el alma y el corazón que hicieron posible esa obra, ese trabajo.Lo esencial, sólo lo vemos por latidos en el frágil tambor de nuestro pecho.


“Hiciste la noche para el alma, cual manto regio de ilusión eterna”, dijo Unamuno.
Más allá de las últimas estrellas, más allá del límite de cualquier frontera de lo humano y lo creado, viviendo en nuestro quehacer diario, una mano de amor nos acaricia. El rostro de la vida está vuelto, en silencio, hacia la aurora.





PD. Algunos de mis últimos pequeños proyectos. Si alguien se anima a hacer los diminutos hexágonos, el lado mide medio centímetro. Un cuello de punto para este invierno y un abrigo para Mora, que llevaba tiempo pidiéndolo:)