05 febrero 2012





Ignorar que algo no es posible, es la primera razón para intentarlo. Lograrlo, es descubrir que crear está al alcance  de los niños.
La belleza no es más que un juego en el que a cada uno se nos permite poner un poco de sí mismo. He aquí otro entramado del gran puzzle. El final se verá cuando estén ensamblados con cariño, colores, puntadas, telas, ideas y trabajo. ¡Va faltando menos!.