31 octubre 2012

Le Quilt Mystère de Yoko Saito nº 5


El Premio Príncipe de Asturias de las artes ha sido para Rafael Moneo: “por enriquecer los espacios de forma pulcra y serena”. 









Y conozco algunas obras, como las de Yoko Saito, que a otra escala,  son belleza, porque enriquecen los espacios de forma  pulcra, serena y  digna.

El mismo artista, dijo: “una ciudad  hace que  el trabajo vaya más allá de lo personal”.









Cada uno, a su manera, trabaja bien y embellece su entorno, deja una obra que todos pueden contemplar, y que se prolonga en el tiempo y en el espacio, mucho más allá de lo personal.


Hay  muchos grandes, tal vez héroes. Pero el mundo es pequeño y en él abundan los pequeños gigantes que, sin dar importancia a lo que hacen, son  imprescindibles. Seguro que somos la mayoría. 

Me alegro de compartir cada día con vosotros la ilusión  de hacer lo necesario y sacar tiempo para hacer lo que nos gusta.













Ni dañamos la naturaleza, ni quitamos nada a nadie, si acaso un poco a nuestro sueño, a otras formas de ocio. A cambio de ese esfuerzo creamos algo nuevo, acrecentamos los amigos, y con nuestras puntadas nos unimos en el mundo, por los sutiles hilos del capricho y la belleza, la libertad y la alegría.










 Un beso, desde mi casa, en un rincón de esas casas, que los hombres y nosotras construimos para que sean más humanas, al ser un poco femeninas.