27 mayo 2013

Fin de Curso

 
  Estoy de nuevo aquí para contaros otra escapada, otra aventura  maravillosa, que ha durado todo el fin de semana…









Éramos las 14 alumnas del curso de Profesoras, y las 2 Profesoras, que con la casa a cuestas, nos encerramos con el patchwork, degustación de productos de las tierras de España, con sus exquisiteces,  volcando lo mejor de nosotras, en una casa rural.











Todo fue creciendo con el paso de las horas.
Es verdad que nos conocíamos de compartir todo el curso desde Noviembre mes a mes.
Pero estos días fueron muy especiales, vividos entre personas tan encantadoras.





Hemos aprendido muchísimo. 
Os dejo aquí unas mínimas muestras de tantas y tantas técnicas que hemos practicado.









El blog se queda pequeño, o tendría que hacer muchos post para tanto saber como nos han transmitido Soraya y Yolanda, auténticas profesionales, con una enorme simpatía y cercanía humana.







Como una obra desconocida y maravillosa, cuyo desenlace llegó con  las palabras entrañables de todas y de cada una, pero sobre todo de las Profesoras y la entrega de Diplomas acreditativos de la capacitación como profesoras.









Trabajamos duro, pero también tuvimos  momentos inolvidables de risas y convivencia.

























Y al final había que pasar “el camino del ángel”. El camino estaba flanqueado a cada lado por la mitad de las compañeras.
Al final las profesoras con el Diploma.  La persona nombrada debía situarse al inicio de las dos filas y cerrar los ojos. 
Caminar despacio. Alguien te besaba y te decía al oído en voz baja, lo que brotaba de su corazón espontáneo y  agradecido, por el conocimiento del curso y de estos días.













La experiencia es indescriptible, tan viva y tan emocionante que antes de llegar a recibir el Diploma ya no sabías dónde estabas, si en una casa de la montaña o entre ángeles encantadores. Después con los ojos abiertos, las Profesoras te entregaban el Diploma acompañado de unos pequeños detalles de recuerdo.




Intercambiamos además  direcciones, teléfonos, besos y lágrimas, las ATCs,(Artist Trading Cards es decir Tarjetas Artísticas de Intercambio). Precioso recuerdo que guardaremos como un tesoro.















¡Días entrañables en un lugar maravilloso de la Sierra de Madrid! Una experiencia humana y de arte en la costura, de creación y de compartir, tal vez irrepetible.
Lo pasamos fantásticamente bien.
Vengo de una nube.Es difícil expresar tanto sentir en pocas palabras. Ha sido muy bonito.






Un beso grandote para quienes compartimos el fin de semana, y a mis seguidores os deseo podaís tener algún día una experiencia parecida.
Gracias a todos por estar ahí.