15 abril 2013

Una casita y buena compañía

No hay soledad que más pese, que una casa semivacía, donde se pasean los fantasmas y también los recuerdos y las vivencias. 
No es la que yo quiero, ni la que he hecho. Esta es para mantener la puerta abierta.






Sabéis que una casa engalanada, y con flores en la puerta y las ventanas suele hablar del gusto de la mano femenina que con ellas se adelanta a dar la bienvenida a los invitados.  



Pues así es mi casa, la real y las que hago. Entornos para llegar y sentirse a gusto, el tiempo que se quiera.

Si además los pequeños detalles se materializan en figuras, junto a la casa, o en el porche o en el jardín,  también cobran vida y seguro que hablan de sus moradores. Pues que hablen y digan lo que quieran, porque los quiero libres. Libres de ir o de venir, de estar o de marchar, de hablar o de callar, de compartir o de guardar silencio en una repisa, en un rincón, en un hueco o bailando en mi mano mientras les doy forma.


Al final, va a resultar que las cosas, los objetos que creamos, que mimamos para darles forma son los que hemos querido, los escogidos entre millones, y los miramos y nos miran, y de algún modo tienen alma, tienen vida porque los hemos querido, y les hemos dicho vive, vive conmigo.




Una casa no son las cuatro paredes, ni el dinero… la casa es el lugar maravilloso en que vivimos, los seres extraordinarios con los que compartimos los días y las noches, y todo lo que en ella vamos creando y que nos alegra y la hacen confortable las 24 horas.




Sin duda, cada casa es un mundo. Un mundo que es infinitamente más que patchwork, incluso más que arte, porque en mi casa se  puede apreciar que lleva un ritmo y late. ¿No lo oís vosotras/os desde las vuestras, y aún en la distancia? Pues… escuchad… todo ese caos, y esa música y esa alegría, es el mundo de mi casa, que aquí pongo a vuestros pies, para sujetar la puerta.

Mil gracias por acercaros a hacerme una visita y saludarme.
PD Muchas me preguntáis si las figuras las he pintado yo, si. De hecho están subidas al Blog con los óleos en entradas anteriores.