04 noviembre 2016

Apariencias...

La apariencia es una limitación espaciotemporal. Es real, pero tiene mucho de ilusión. 
Cuando se da la espalda al tiempo, se descubre la puerta de la eternidad.
El cuerpo y la belleza entran en otra dimensión. 
La luz tiene contornos, tonos y matices, como una sinfonía. 
Y algún día, la energía encerrada en el cuerpo, le dará un capotazo a los sentidos.

22 comentarios:

  1. Para pensar, pero ya mañana que ahora tengo sueño, buenas noches, un beso

    ResponderEliminar
  2. Cuanta verdad encierran tus palabras Angela !!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Es difícil darle la espalda al tiempo, que es inexorable... y la energía va decayendo con el tiempo... pero bueno, mejor pensar en todo lo contrario, como haces tú con las esperanzadoras palabras del post de hoy... Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Así lo veo también. La “apariencia”, como el soñar, son reales… Pero el sueño en sí, lo soñado, lo “aparente” no lo es!

    Y sí, cuando se le da la espalda al tiempo, y al espacio, despierta uno a la eternidad.

    En realidad sólo hay una dimensión… Pero se comprende que desde la “apariencia” y el sueño parezcan múltiples.

    Cuando se hace el silencio, la ausencia del ruido, se manifiesta la sinfonía atemporal.

    Abrazos aparentes, Ángela… :)

    ResponderEliminar
  5. La apariencia se alimenta del ego y es la que nos da la ilusión de la separación y del paso del tiempo, creemos que es la realidad porque la percibimos desde ahi, si contactamos a traves del silencio con nuestra esencia, que es la de todos, es una manera de salir de la apariencia y el "sueño" y entar en esa realidad sin tiempo.... Me encanta tu manera poètica de expresarlo, estoy completamente de acuerdo con tus pálabras. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Escribes unas cosas para hacer pensar con detenimientos. Todo el mundo te debe de dar la razón y aun así, seguiran soñando...

    "Nunca creí porder soñar, por eso estoy en la secta del mar"...

    Radio Futura.

    ResponderEliminar
  7. Qué bonita imagen elegiste para esas palabras tuyas que provienen de una mente tan inteligente como sensible, precioso post!
    Un beso muy fuerte Ángela, y feliz finde!

    ResponderEliminar
  8. Muy de a cuerdo, esta energía nuestra está deseando ser tomada para abrir los confines de la mente y el alma.
    Gran inspiración en tus palabras.

    Un abrazo grande :)

    ResponderEliminar
  9. Apoyo el comentario de Maite S. R, pues sé que hay todo un mundo, muchas veces inexplorado, dentro de nosotros esperando expandirse y crear.
    También comparto tu idea, lo he pensado mucho y me sacaste las palabras de la boca y la mente. Lo explicaste no sólo de forma exquisita, sino con precisión. No podemos negar nuestra realidad, pero tampoco debemos limitarnos por ella, hay más, mucho más.

    ResponderEliminar
  10. No hay que dejarse llevar por las apariencias, porque todo es mentira o intento de confundir los sentidos.
    A la apariencia se le podía aplicar el tan manido dicho de: dime de que presumes y te diré de que careces. Por lo que hay que mostrar todo, tal cual es.
    (al menos es lo que yo pienso)
    Interesante entrada, con un tema que puede dar para mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Totalmente de acuerdo Ángela!! Maravillosa imagen y bonitas palabras..
    Feliz tarde de domingo, besitos.

    ResponderEliminar
  12. Ya de vuelta poco a poco por este mundo de los blogs.
    Muy buena tu reflexión.
    Muchos besos guapa

    ResponderEliminar
  13. Realidad y fantasía: Lo que ven los ojos y lo que siente el alma... Pura poesía.

    Mi abrazo, mi afecto.

    ResponderEliminar
  14. Muy linda tu entrada y muy exactas. Saludos un Placer conocer tu blog

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado Ángela, la apariencia sólo es cáscara, el fruto está en el interior. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amiga.

    ResponderEliminar
  16. Dicen que las apariencias engañan. Quizás porque, traen el dulce aroma de la ilusión, pero a la larga, dejan el amargo gusto de la decepción.
    Y es que, a veces, la inexperiencia de los primeros años, nos hace preferir lo superficial a lo profundo, sin darnos cuenta que lo verdaderamente valioso no está en el envase, sino en lo que va dentro.
    Hermosos son los labios voluptuosos, bellos los ojos de un color favorito, hermoso un rostro aperfilado, pero más bella es una sonrisa sincera, más valiosa una dulce mirada y más hermoso un semblante que refleja honestidad. La belleza de la piel es solo la apariencia de la juventud, la belleza del alma, es la verdadera riqueza del ser, es esa hermosura que no se agrieta con el tiempo, y que por el contrario con la experiencia de los años, se agiganta cada vez más.
    El que tenga oídos para oír, que oiga.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  17. Qué bien expresado Ángela, en pocas palabras una gran verdad. Felicidades por este post. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. I really like your new decorative designs! it's beautiful so much and good idea on site.

    ดูหนัง

    ResponderEliminar