27 agosto 2019

Atrapada por la paz...


...soy.

Vivo. Respiro. Solo soy. Sin lucha. Una con todos. Consciente. Sin oposición. Soy amor y lo siento. Sin comparación, con nada ni con nadie. Una total, viva y por lo que vivir.

No quiero ir más allá. Vivir así es disfrutar. Estar en paz conmigo y con todos. Es tenerlo todo. Y ser capaz de compartirlo. Infinitamente rica aunque todo lo haya recibido. Nada me importa el tiempo. Nada envidio. Mi corazón palpita con el universo. Su latido es un instante, suave y poderoso.

Asumo el dolor de los incendios y tengo la fuerza del agua que pueden utilizar para apagarlos; estoy con los atormentados por el humo, los que huyen, para intentar salvarse y estoy en las alas de las aves, los animales atrapados, los indígenas expulsados del paraíso donde vivían ayer y nadie socorre, porque no eran conocidos, pero formaban parte del planeta y eran y son humanos, como yo, con un horizonte en llamas, en una selva reducida al carbón.




Este es hoy mi sentir. Me quedo aquí, presionando con fuerza hasta que, con los medios existentes, lleven el agua, limpien el aire, y sin intereses, dejen vivir a quien solo quiere ser, según su naturaleza, en la Naturaleza.

17 comentarios:

  1. Momentos de paz são necessários. Que lindo cachorrinho. Boa semana.

    ResponderEliminar
  2. Concordo con te.
    Buona serata

    ResponderEliminar
  3. Un canto a la libertad, la realidad, lo Natural, a ti...

    Abrazos Ángela.

    ResponderEliminar
  4. La Tierra no nos necesita nosotro-as a ella si. Cada uno es responsable de lo que ocurre en ella, es necesario despertar y desde el Amor avanzar...
    Estoy contigo ....Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco pido mucho, un poco de paz y vivir con tranquilidad en el alma.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  6. Muy reflexivo y bello.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Tienes toda la razón Angela, no pedimos mucho pero muchos poderosos se empeñan en tenerlo tod, a costa de lo que sea :(
    Besos guapa.
    Chary :)

    ResponderEliminar
  8. Una reflexión muy cierta a la que deberían sumarse los que tienen en sus manos el poder. Abrazos

    ResponderEliminar
  9. Bonito cuadro, la niña escuchando la caracola.
    Una pena que esa paz que sientes, se vea alterada por esos devastadores incendios que tantas consecuencias nefastas tienen. Pillar a quien los provoca sería mucho pedir? Bss

    ResponderEliminar
  10. Yo me uno a esos sentimientos. Ojalá algún día seamos más responsables, en general, con la naturaleza.

    ResponderEliminar
  11. Querida Ángela, hasta en estos momentos tristes por todo lo que se está viendo y viviendo, transmites paz, tanta como la que seguro se escucha a través de la caracola, qué bonita imagen. Tu peque es pura dulzura!
    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Ojalápronto se apaguen, gracias por esta entrada necesaria en estos momentos

    ResponderEliminar

  13. Sí, así eres tú, Ángela. Una mujer árbol, pájaro, puro amor y pura poesía. y que tiene la suerte de saber vivir, amar, ser y darse a todos... porque todos -sientes- son parte de ti.

    Mi abrazo, siempre.

    ResponderEliminar
  14. “Vivo. Respiro. Solo soy. Sin lucha. Una con todos. Consciente. Sin oposición. Soy amor y lo siento. Sin comparación, con nada ni con nadie. Una total, viva y por lo que vivir.”

    Assim inicias esta bela crônica poética sobre a vida, sobre o que é mais importante. Parabéns.
    Uma ótima quinta-feira, com muita paz, Ángela.
    Pedro

    ResponderEliminar
  15. Una reflexión que trata de remover conciencias, sobre el grave problema que está sufriendo la Tierra, por la codicia del ser humano.
    Y no se puede hacer esta denuncia de forma más bella, de como tu lo has hecho.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  16. me encanta tu sentir es igual al mío abrazos escritora

    ResponderEliminar
  17. Angela Lo que escribes te purifica Te pone la mente en orden te aclara lo que sientes te quieres mas y no te juzgas
    maravilloso muchacha maravillosos

    ResponderEliminar