01 septiembre 2011

Para los mellizos


La ternura suele encontrarse en la mirada. Los más pequeños desean que los tratemos con la delicadeza que a nosotros nos trataron cuando niños. Rubén era ya especial desde antes de nacer. Sin conocerle ya supimos tantas cosas de él que quise regalarle este detalle














 Durante muchos años conviviendo con la zalamería expresiva de Nuba, Sombra y Mora, me llevaron a agradecer esa vida, en el babero de quien tanto queremos y esperamos.

3 comentarios:

  1. hola¡¡¡ ya estamos entrando en el otoño, y poco a poco nos vamos incorporando al blog, muy guapos tus trabajos besinos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Bely. Me alegra que tú también vayas colgando las cosas que haces tan bonitas y tan bien hechas. Un beso y feliz curso

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué preciosidad de baberos, me encantan! ¿Dónde consigues estas telasde mascotas tan preciosas?

    ResponderEliminar