Mi lista de blogs

07 julio 2024

Flores de bienvenida







La vida y la belleza de las flores que reciben a la familia y  amigos a la puerta de casa, expresan la alegría y el agradecimiento al visitante, por su llegada.










Quien las planta, cuida y riega, espera el momento de una estación del año, -no importa la que traiga la sorpresa- en que se disfrute el encuentro y la vida, los colores y los sentimientos, que engloben a todos, con toda la belleza de colores y latidos.










Y es alegría vivir, que un niño, el más pequeño de la casa, de tanto verlas, pidió un poco de agua, para poder regar las plantas y quitar algunas hojas caídas que habían perdido su color.









Con su media lengua, ser auténtico lleno de curiosidad innata y repleto de preguntas, volcó con su regadera un sinfín de deseos y palabras para cuando vinieran, y para que vieran sus geranios, quienes pasaran al lado de la verja.











A la puerta de casa, hay mucha vida, mucha ilusión y mucha espera.
Todo cariño, o al menos un aprendizaje de futuro.


10 comentarios:

  1. Vaya trajín se trae el personaje con su regadera. El pasillo de flores es bonito pero la guinda la pone el chaval. El juego de hoy puede ser la habilidad del mañana, o quedarse en simple juego.

    ResponderEliminar
  2. Ángela qué bueno verte por aquí!. Es algo positivo hacer que los niños se interesen por el cultivo y mantenimiento de las plantas. Ellos hacen esas tareas con mucha alegría y dedicación asombrándose por lo que a ellas les ocurre.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Una preciosa entrada con atento conserje. ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Lindo flores com um ajudante jardineiro ;)
    Besitos e boa semana !
    Anna

    ResponderEliminar
  5. Jardinero con "ayudante"....
    Y aprendiz de la vida.
    Maestra tiene. Y de natural nivel.
    Abrazos Ángela.

    ResponderEliminar
  6. Tienes unos geranios espectaculares, aunque con un jardinero como ese, no me extraña que estén tan contentos.
    Un abrazo y feliz verano.

    ResponderEliminar
  7. Preciosos los geranios y el jardinero maravilloso.

    ResponderEliminar
  8. Has expresado bien, Ángela, la disposición y el gesto del pequeño con las plantas. Efectivamente, si las flores de la entrada están tristes, no pueden alegrar a quien venga a nuestra casa. Ellas son las primeras que dan la bienvenida a quienes llegan o las ven desde la verja, al pasar. Me gustaría añadir, que un día, al llegar con su madre y ver las plantas, lo primero que dijo, después de abrazarte, fue: “Abela, las flores están tristes”. Y al poco, estabais echando agua, como muestran las fotos de los geranios.

    ResponderEliminar
  9. Hola Ángela, buenas tardes, hace tiempo que no me comunico contigo, yo también soy abuelita de dos criaturas, tú nieto está maravilloso, muy grande y ya te ayuda con el regadío de los geranios y seguro a muchas otras cosas, me encantó verlo y la descripción que haces muy tierna. Besazos para tí y el pequeño, da gusto verlo, a disfrutar mucho. Marina PF.

    ResponderEliminar
  10. Hola Ángela, que hermosas palabras. Que grande tú nieto. Saludos desde Argentina 😘

    ResponderEliminar